18 de mayo

Internacionales

Ambiente
Agricultura Urbana
Economía social
Desarrollo Humano

Rosario participó de la primera reunión del Comité Directivo del Pacto de Milán

El marco estratégico de acción contempla trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados.

Este miércoles 14 de abril se realizó la primera reunión del comité directivo del Pacto de Milán. Rosario estuvo presente porque forma parte del Consejo Directivo como representante de Sudamérica junto a la Prefeitura de Belo Horizonte, Brasil.

Además participaron del encuentro representantes de las doce ciudades miembros elegidas para el período 2021-2023, por África, Ouagadougou (Burkina Faso), Antananarivo (Madagascar); por Asia Pacífico, Bandung (Indonesia), Seoul (Corea del Sur); por América del Norte y Central, Merida (México), New Haven (Estados Unidos); por Europa, Barcelona (España), Birmingham (Reino Unido), y por Eurasia y Sudoeste de Asia, Kazan (Rusia) y Tel Aviv (Israel).

La apertura del encuentro estuvo a cargo de la vicealcaldesa de Milán, Anna Scavuzzo, quien dio la bienvenida y realizó una breve descripción de la política alimentaria urbana de Milán (MUFPP) y los pasos a seguir.

A continuación, los representantes de cada ciudad fueron haciendo una breve descripción de sus agendas de trabajo en relación a la seguridad alimentaria.

En este marco, el coordinador de gabinete de la Municipalidad de Rosario, Rogelio Biazzi, transmitió el saludo del intendente Pablo Javkin y destacó el compromiso del municipio en las iniciativas vinculadas a la sustentabilidad alimentaria en materia de derechos, producción, aprovechamiento y comercialización de alimentos. Asimismo, reiteró el compromiso de trabajo para ampliar la difusión geográfica del Pacto en la región junto a la Prefeitura de Belo Horizonte, promoviendo la adhesión de más ciudades sudamericanas.

El marco estratégico de acción del Pacto de Milán contempla trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida sana y accesible a todos en un marco de acción basado en los derechos, con el fin de reducir los desperdicios de alimentos y preservar la biodiversidad y, al mismo tiempo, mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Las seis áreas de acción propuestas por el Pacto de Milán son: gobernanza, dietas y nutrición, equidad social y económica, producción de alimentos, distribución de alimentos y desperdicios de alimentos.