2 de diciembre

Prevención

Ambiente
Salud

El municipio inició los operativos de prevención del dengue

Este jueves, equipos de diferentes secretarías visitaron casa por casa a vecinos y vecinas de Empalme Graneros, incentivando el descacharrado y brindando información preventiva.

El municipio inició este viernes 22 de octubre los operativos de prevención de dengue en Empalme Graneros, uno de los barrios que se vió más afectados por contagios durante el 2020, cuando se dio el brote más importantes de la última década. Los operativos preventivos se extenderán semanalmente en los seis distritos de la ciudad.

Así es que equipos de la Secretaría de Salud, a través del Centro de Salud Juana Azurduy, de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, de Defensa Civil, Secretaría de Gobierno, Secretaría de Modernización y Cercanía, Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat, y Secretaría de Control y Convivencia, recorrieron casa por casa la cuadrícula comprendida por Provincias Unidas, Juan B. Justo, Cullen y José Ingenieros, hablando con vecinos y vecinas, repartiendo materiales informativos y concientizando sobre la importancia del descacharrado los días posteriores a las lluvias.

En este sentido, el secretario de Salud, Leonardo Caruana, mencionó: "Octubre es un mes de sensibilización en relación a una enfermedad que desde el 2009 se viene instalando en la región y en el país, y también en nuestra ciudad. En 2020 tuvo una situación epidemiológica compleja, que después se fue disminuyendo por las restricciones de viajes, hizo que los casos hayan sido menores. Nos parece importante no solo la actividad en este barrio sino en toda la ciudad, y por eso es importante el trabajo en conjunto de todas las áreas del municipio para realizar el casa por casa y fundamentalmente para recordar la importancia del descacharrado".

Y agregó: "Hoy el trabajo es la prevención, desde el punto de vista de la vigilancia la importancia es evitar que lleguen casos importados, porque después aparecen los casos sin antecedentes de viaje o autóctonos y para eso tenemos que eliminar después de las lluvias los lugares donde se pueden multiplicar los mosquitos. Y por otro lado, para las personas que han viajado y tienen síntomas, recordar el aislamiento, el uso de repelente y el seguimiento médico. Además del trabajo del Estado, se necesita un compromiso de cada una de las familias porque este mosquito no es de los parques, sino que le gusta el domicilio, el balcón, el patio de las casas con agua limpia, por eso si eliminamos esa forma de reproducción somos parte del control de esta enfermedad".

Además, se llevaron a cabo tareas de fumigación y limpieza de zanjas, como así también controles larvarios para detectar la posible presencia del mosquito transmisor del dengue: el aedes aegypti. Por su parte, inspectores de la Secretaría de Control recorrieron chatarrerías, gomerías y comercios afines, con la finalidad de garantizar la limpieza de posibles contenedores de agua estancada.

"Desde la Dirección de Control de Vectores y Plagas avanzamos con operativos de fumigación con termoniebla en distintos puntos como espacios verdes, parques y plazas. También intensificamos las tareas de mantenimiento urbano en toda la ciudad. Estas acciones son importantes para colaborar con la higiene y evitar la proliferación de vectores como el aedes, mosquito transmisor del dengue. A esto hay que sumarle las medidas de cuidado y prevención en el hogar que son fundamentales; además del descacharrado en el domicilio, recomendamos mantener el césped cortado y las plantas podadas", mencionó el Secretario de Ambiente y Espacio Público, Diego Leone.

Después de la experiencia generada durante la pandemia por covid 19, desde el Comité de Operaciones Especiales, se tomó la determinación de replicar la modalidad de los operativos Detectar realizados en los distintos barrios de la ciudad, para atender la problemática del dengue.

Actualmente la situación epidemiológica no registra casos positivos de dengue en la ciudad, sin embargo, con la llegada de lluvias y calor, sumado al incremento de la movilidad de personas a zonas de alto riesgo, es indispensable comenzar las tareas preventivas para evitar la reproducción del mosquito.

Por su parte, el director de Defensa Civil Gonzalo Ratner, afirmó: "Aprovechando la experiencia de la pandemia, con la logística que implementamos en el Plan Detectar en los barrios, es un trabajo interdisciplinario entre muchas áreas del municipio, distintas secretarías trabajando en conjunto, con equipamientos y estructuras de equipos mixtos que son los que están saliendo casa por casa. Hubo una charla previa con los equipos municipales e incluso algunas organizaciones sociales que se han sumado".

"El trabajo casa por casa es para llevar un mensaje de prevención, reforzando el descacharrado y  que ante cualquier duda o síntoma hay que dirigirse al centro de salud, también se acompaña con limpieza de zanjas. Son operativos preventivos, porque todavía no hay casos", finalizó.

El mosquito suele aparecer en esta época del año, cuando comienza a subir la temperatura, por lo que resulta fundamental el inicio temprano de las acciones para combatirlo y evitar su proliferación.

Cabe remarcar que la transmisión del dengue sólo se produce por la picadura de mosquitos infectados, no se transmite de persona a persona, a través de los animales, ni de objetos. Así, sin mosquito no hay enfermedad.

En ese sentido, desde la Municipalidad de Rosario se recuerdan una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar la aparición del mosquito vector.

¿Cómo prevenir la aparición del mosquito?

Lo principal es no dejarle lugar donde pueda poner sus huevos y reproducirse. Para esto es importante eliminar todos los reservorios de agua y mantener limpios y cubiertos los lugares donde pueda acumularse. Se trata de prácticas que hay que sostener durante todo el año y reforzar e incrementar luego de las lluvias.

Baldes, regaderas, botellas vacías, latas y cualquier otro recipiente donde podría acumularse agua deben ser vaciados, limpiados (en especial cepillar bordes) y puestos boca abajo. Piletas, tanques de agua, bachas al aire libre, neumáticos en desuso y otros posibles contenedores tienen que permanecer tapados para evitar que se junte agua.

Los bebederos de animales y otros contenedores de agua limpia tienen que cepillarse diariamente y renovar el agua. Cualquier espacio, por más pequeño e inusual que sea, donde se acumule agua se convierte en un criadero para el mosquito aedes aegyptis.

También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar repelente corporal y espirales así como también el uso de vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.

¿Por qué es importante el descacharrado?

Los huevos del mosquito transmisor no se destruyen por fumigación, ni cloración, ni disecación. Cuando las temperaturas son bajas y la humedad no es la adecuada, el huevo puede sobrevivir por más de 7 meses en estado latente. Además, si la hembra está infectada, puede transmitir la carga viral al huevo, naciendo, de una temporada a otra, mosquitos infectados.

En este sentido, el descacharrado y limpieza de recipientes, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores, es una de las formas más efectivas para eliminar larvas y prevenir la reproducción del vector porque permite la eliminación de los posibles criaderos para que no haya mosquitos adultos.