21 de julio

Temas del día

Diversidad

El Municipio incorporó cinco nuevas personas a través del cupo laboral trans

En el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, Pablo Javkin se reunió con quienes ingresaron y ya se encuentran cumpliendo tareas en diferentes áreas de la Municipalidad.

En el marco del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, el intendente Pablo Javkin mantuvo este jueves 31 de marzo un encuentro con cinco trabajadoras y trabajadores que se incorporaron a la planta municipal tras el proceso de selección y designación correspondiente a la edición 2021 del cupo laboral trans, en cumplimiento de la Ordenanza 9543/16.

En la oportunidad, acompañado por la secretaria de Género y Derechos Humanos, Mariana Caminotti; por la directora General de Derechos Humanos y Memoria, Alicia Gutiérrez, y por la directora de Diversidad Sexual, Romina Marucco, el jefe municipal dio la bienvenida a las y los nuevos ingresantes y escuchó cada una de las experiencias que compartieron sobre sus nuevos trabajos. Asimismo, resaltó la importancia de la normativa que establece el cupo laboral trans, a la que calificó como “reparadora e inclusiva”.

Cabe remarcar que las cinco personas seleccionadas ya se encuentran cumpliendo sus tareas laborales en diferentes áreas del municipio. En esta ocasión, fueron designadas en las reparticiones de Tránsito, Parques y Paseos, Salud Pública y en dos centros de convivencia barriales.

En la misma línea que el intendente, Caminotti destacó: “El cupo laboral trans es una herramienta de política pública muy importante, porque es una medida reparatoria, de acceso a derechos, que permite que las personas trans, que aún hoy tienen grandes dificultades para conseguir trabajo, sobre todo trabajo formal, puedan hacerlo”.

Caminotti recordó además que Rosario es pionera, ya que fue la primera ciudad del país en establecer el cupo laboral trans. “Hoy es una política que se ha asumido a nivel nacional, pero en Rosario tenemos una trayectoria que creemos importante honrar. Y que permite transformar la vida de personas que de otro modo sería mucho más complicado”, remarcó.

“Además es una conquista del colectivo y es un orgullo poder en Rosario darle continuidad y profundizar, porque no solamente hemos garantizado el cumplimiento del cupo que es una obligación, sino que hemos trabajado mucho en la última edición en perfeccionar y ampliar el proceso de selección", comentó la funcionaria, y amplió: "Trabajamos muchísimo hacia el interior del Estado sobre cuál es el sentido de esta política reparatoria, con mucho compromiso de las distintas áreas donde ingresaron las personas en esta última edición”.

“Esto me cambió la vida”

Silvana Sosa ya se había presentado en tres oportunidades para ingresar a trabajar al municipio a través de las convocatorias iniciadas a partir del establecimiento del cupo laboral trans. A sus 42 años, sentía que la posibilidad de contar con un empleo formal y estable no se concretaría, por lo que dudó mucho antes de anotarse nuevamente en la última edición.

Sin embargo, gracias a la motivación de sus padres, decidió inscribirse una vez más y hoy trabaja, con mucho compromiso y gran felicidad, en el área de Tránsito de la Municipalidad, el mismo lugar donde alguna vez trabajó su papá. “Esto que me sucedió me cambió la vida, soy muy feliz por tener un trabajo fijo”, aseguró Silvana, y añadió. “Acá pienso jubilarme, en el lugar donde estoy tengo buenos compañeros y me capacitaron muy rápido, a pesar de que tenía un conocimiento en computación”.

El trabajo llegó en un momento justo porque, según contó, estaba atravesando graves problemas económicos. “Pasé 28 años en la prostitución, creo que se hizo un poquito de justicia en mi vida”, señaló Silvana.

Sophia Vidal también se había anotado en ocasiones anteriores y no había sido seleccionada. “No se tenía en cuenta a las personas adultas, mayores de 40 o 45 años, y esta selección fue completamente distinta”, valoró la mujer trans de 45 años, que ahora trabaja en el área administrativa de la Dirección de Parques y Paseos municipal y remarcó que el proceso de selección “fue muy extenso”.

“A nivel personal es un logro, una inserción laboral y social. Y poder demostrar en la sociedad que las personas travestis trans no solamente podemos ejercer la prostitución”, afirmó Sophia y resaltó el buen ambiente laboral que vive en su nuevo empleo: “Me siento como en mi casa”.

Cupo laboral trans

El cupo laboral trans en la Municipalidad de Rosario es una política local pionera en el país resultante de un trabajo conjunto entre el Ejecutivo local, el Concejo Municipal y organizaciones del colectivo LGBTI, que permite la incorporación de personas travestis, transexuales y transgénero al empleo público.

El Estado municipal, a partir del cumplimiento del cupo laboral trans, garantiza el acceso a derechos laborales de manera directa, lo que constituye una herramienta fundamental de cara a la construcción de proyectos de vida y el acceso a una ciudadanía plena.