5 de julio

DDHH

El primer sitio señalizado contra la violencia institucional recuerda a Jonatan Herrera

La señalética en memoria del joven asesinado por integrantes de fuerzas de seguridad el 4 de enero de 2015 fue instalada en la esquina de Ayacucho y Pasaje Villar, en barrio Tablada.

Este lunes 13 de junio se llevó a cabo el acto de señalización del primer sitio contra la violencia institucional en memoria de Jonatan Herrera, en la esquina de Ayacucho y Pasaje Villar, barrio Tablada, lugar donde el joven fue asesinado por integrantes de las fuerzas de seguridad. Joni, como lo llamaban, murió frente a la puerta de su casa mientras lavaba su auto, acribillado por agentes de la Policía de Acción Táctica y del Comando Radioeléctrico de Santa Fe, el 4 de enero de 2015.

La ceremonia, organizada por la Comisión de Feminismos, Disidencias y Derechos Humanos del Concejo Municipal y la Secretaría de Género y Derechos Humanos, junto a la familia de Jonatan, contó con la presencia de las concejalas Norma López, Jésica Pellegrini, María Luz Ferradas y Julia Irigoitia; el concejal Ciro Seisas, el coordinador general de la Secretaría de Género y Derechos Humanos, Martín Illia; la directora general de Derechos Humanos y Memoria, Alicia Gutiérrez; la secretaria del Área de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Rosario, Paula Contino; y el padre de Franco Casco, Ramón Casco, como también de amigas, amigos, vecinas, vecinos e integrantes de organismos de derechos humanos y organizaciones sociales y políticas de la ciudad.

En la oportunidad, Gutiérrez afirmó que la señalización demuestra que Rosario no ha olvidado a las víctimas de la violencia institucional. “Sobre todo en un momento donde hay muchos discursos que fomentan el odio y la discriminación, tenemos que defender nuestros derechos, como hicieron Julieta y su mamá, y como lo hicieron las Madres de Plaza de Mayo”, sostuvo la funcionaria.

Por su parte, Jésica Pellegrini, una de las autoras de la ordenanza para señalizar los sitios donde se ejerció violencia institucional, explicó que el objetivo es “poder desarticular estas prácticas, poder denunciarlas y estar juntas y juntos cada vez que vemos situaciones de gatillo fácil, de abusos policiales, que son la gran deuda de nuestra democracia”.

La presidenta de la Comisión de Feminismos del Concejo, Norma López, dijo a su vez: “Detrás de Joni estamos todos y todas, y no importan las banderías políticas, sino las pibas y los pibes de nuestros barrios, trabajadoras y trabajadores de una sociedad que merece vivir sin violencia y, sobre todo, sin violencia institucional”.

La mamá de Jonatan Herrera, María Elena, agradeció a todas y todos el acompañamiento a lo largo de estos siete años "y que hoy estén acá porque este lugar es muy importante”, agregó. En tanto, la hermana de Joni, Julieta Riquelme, reclamó: “Es necesario empezar a hacer algo para que esto cambie. Porque los muertos nos siguen costando a nosotres”.

La propuesta de marcación de los sitios donde ocurrieron casos de violencia institucional fue instituida por la ordenanza N° 10.197, en el marco de la ley nacional N° 26.811, y tiene el objetivo de recordar las vulneraciones de derechos ocasionadas por las fuerzas de seguridad y consolidar la concepción de seguridad democrática. La ejecución de la misma se llevó adelante a través del Programa de Señalética de Marcas de Memoria de la Dirección General de Derechos Humanos y Memoria de la mencionada secretaría.

Si bien los partícipes en el crimen de Jonatan Herrera fueron enjuiciados, las distintas instancias de la justicia garantizaron su impunidad. La lucha emprendida por su familia junto a organizaciones sociales y políticas logró llevar el caso a la Corte Suprema Provincial que, mediante un fallo sin precedentes, ordenó revisar la condena a uno de los policías que se comprobó le disparó e hirió al joven, al considerar arbitraria la calificación del delito cometido, y ordenó que se juzgue nuevamente, en este punto, la causa. Es por eso que los días 15 y 16 de junio se realizarán las audiencias de revisión para arribar a una nueva sentencia.

En una de las paredes de la casa donde vivió Jonatan, a metros donde fue colocada la señalética, las artistas Tania y Vero, integrantes de Ammura, colectiva de muralistas de Rosario, realizaron un mural en su homenaje que lleva la leyenda Joni es semilla. El cierre musical estuvo a cargo de los cantantes de hip hop Frango MC y el Peque.