1 de febrero

Temas del día

Control

Emergencias

El municipio desplegó un simulacro de emergencia que sirvió como práctica final a 82 nuevos controladores privados

Se suman a los 260 graduados de años anteriores. La Municipalidad exige el curso de agentes de admisión y permanencia de manera obligatoria para trabajar en eventos, como lo requiere la ordenanza

La Municipalidad de Rosario llevó a cabo este lunes 12 de diciembre por la noche un simulacro de incendio y evacuación en las inmediaciones de Francia y Brown, lo que significó el examen práctico final para los 82 controladores/as que terminaron su formación como Agente Controlador/a de Admisión y Permanencia (ACAP).

El municipio exige de manera obligatoria a los particulares interesados en realizar eventos que los controladores a contratar (es necesaria la contratación de un Acap cada 80 personas del público) hayan realizado este curso. La iniciativa es en cumplimiento de la Ordenanza Nº 8522 del año 2010, la cual tiene como objetivo regular el personal que realiza las tareas de control y permanencia de público, haciéndose eco de la ley nacional Nº 26.370 de 2008. Se trata de la novena experiencia de certificación de Agentes de Control.

Dicho curso está homologado en toda la Provincia de Santa Fe, pero la Municipalidad de Rosario es la única que lo brinda, por lo tanto para esta ocasión han participado postulantes de Las Rosas, San Lorenzo, VGG, Cañada de Gómez, G. Baigorria, Álvarez, Pérez y Las Parejas, que se desempeñan en sus ciudades y que además brindan servicio en localidades aledañas como Funes y Roldán.

Los 82 participantes pusieron en práctica los conocimientos teóricos aprendidos a lo largo de la formación dentro de un conocido boliche de la zona: debieron manipular extinguidores de fuego, recrear situaciones de ingreso del público, asistencia a discapacitados, prestación de primeros auxilios, atención a conflictos violentos y posteriormente la evacuación ante un incendio que se originó en el escenario, supuestamente, por un defecto eléctrico.

A partir de advertir el foco ígneo, sonó una sirena que dio aviso de un incendio, lo que derivó en la necesidad de abandonar las instalaciones. El “público”, compuesto por un centenar de chicas y chicos estudiantes del Profesorado de Educación Física, simuló el estado de tensión y desesperación que se suele atravesar en estos casos.

Por su parte, los practicantes ACAP pusieron en marcha el plan de contingencia y lograron evacuar las instalaciones.

Intervino personal de la Secretaría de Control y Convivencia, Dirección de Inspección, Defensa Civil, Bomberos Zapadores, policías de la Unidad Regional II y el Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) que brindó atención médica a supuestos heridos o afectados por el humo. También se contó con la participación del helicóptero de emergencias que llegó en medio de la actividad en una zona aledaña, acoplándose al ejercicio. Cabe señalar que además se desarrolló un dispositivo de ordenamiento del tránsito en las inmediaciones del boliche.

La secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, destacó al respecto: “Es muy importante la formación que desde el Estado podamos brindar a las y los controladores, tanto en la parte teórica, esencialmente en derechos humanos, como en la parte práctica trabajando sobre una emergencia. No nos olvidemos de que ellos son quienes mañana van a convivir con nuestros chicos en eventos y en boliches. En el caso de una emergencia, sus vidas pueden quedar en las manos de estos trabajadores”.