3 de octubre

Turismo

Rosario sigue consolidando su crecimiento turístico

El índice de ocupación hotelera en los últimos dos años fue un indicador irrefutable, ya que mantuvo una demanda sostenida desde 2021 entre el 80 y 100 por ciento los fines de semana.

El presente rosarino como un gran centro urbano convoca masivamente a turistas de otras provincias y países, marcando un incremento superior a los guarismos de años anteriores. Esta respuesta está estrechamente vinculada a una gran cantidad de acciones específicas que fueron ejecutadas en conjunto por la Municipalidad y el Ente Turístico Rosario (Etur).

La ocupación sostenida superior al 80 por ciento marca un importante crecimiento de turistas en la ciudad, nivel ocupacional que se elevó al 90 por ciento y a la totalidad de las plazas en los fines de semana largos.

Otro factor importante a tener en cuenta es que también se registró un importante crecimiento de visitantes que llegan a la ciudad a pasar el día.

Rosario sostiene puntos fuertes de su oferta turística en diversos rubros, entre los que se destacan el gastronómico, educativo, deportivo, LGBTIQ+, cultural, religioso, de reuniones y congresos, el río y la naturaleza, y accesible.

La ciudad tiene como destino ineludible al Monumento Nacional a la Bandera. El símbolo más icónico de la ciudad es el espacio más visitado junto al Circuito Messi. Ambos se conjugan con una importantísima oferta turística. Y son, junto al Tríptico de la Infancia, las islas y paseos fluviales y el Acuario Río Paraná, las atracciones más buscadas en las plataformas turísticas oficiales.

Otro de los sectores más convocantes es el parque de la Independencia, que es el pulmón verde de la ciudad, con más de 100 especies de árboles. Su sector más concurrido es la plaza del laguito. A pocos pasos se encuentra El Jardín de los Niños, el Museo de la Ciudad, el Museo Histórico Provincial Julio Marc y el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino.

En su gran extensión también da lugar al renovado predio de la ex Rural, el Hipódromo, el estadio de Newell’s, el Rosedal, el Palomar y las sedes deportivas de los clubes Provincial y Gimnasia y Esgrima.

El casco histórico de la ciudad es otra de las atracciones para quienes visitan Rosario. En ese sector se pueden apreciar obras de arquitectura de distintos estilos. Entre ellos, persisten el neoclasicismo, art nouveau, art decó, y estilo internacional.

Las más representativas se encuentran alrededor de la plaza 25 de Mayo, que es el punto a partir de donde se desarrolló la ciudad. Algunos de ellos son el edificio de la Municipalidad, la iglesia Catedral, el edificio Bola de Nieve, el teatro El Círculo, el Pasaje Pan, La Favorita, la Bolsa de Comercio, el Palacio Minetti, el Palacio Fuentes, el edificio Cabanella y el Club Español.

Sin dudas, el paseo de la ribera también configura un atractivo, ya que los espacios públicos, el estadio de Central, las playas y La Florida se encadenan en un recorrido imperdible con el río y las islas de fondo.

Todos los sectores turísticos de la ciudad se conjugan con una gran oferta gastronómica. La cuna de la bandera se distingue por su variada cocina. En su gran abanico de posibilidades figuran bares, restaurantes, parrillas, pizzerías, cervecerías artesanales, heladerías, cafés y también las colectividades que ofrecen platos típicos de los pueblos que sentaron las bases de la ciudad.

Asimismo, es clave la infraestructura de la ciudad en materia deportiva y de congresos. Las competencias aportan una gran cantidad de turística. El caso más emblemático de los últimos tiempos fue los Juegos Suramericanos de la Juventud, cuando la capacidad hotelera de la ciudad estuvo colmada.