18 de mayo

Temas del día

Obras

Plan de calles: se habilitó la nueva parada de transporte de pasajeros en Laprida al 700

Se construyó una nueva dársena de hormigón en la cuadra completa entre Córdoba y Santa Fe. Además, se ejecutaron nuevas carpetas asfálticas desde San Lorenzo a Córdoba.

En el marco del plan de obras que lleva adelante la Municipalidad de Rosario en distintos puntos de la ciudad, en la mañana de este lunes 6 de febrero se habilitó la parada de colectivos sobre calle Laprida al 700. De esta manera, todas las líneas de transporte vuelven a utilizar dicho sector.

La intervención vial incluyó la reconstrucción de cordones cuneta, obras hidráulicas y tareas de fresado y repavimentación con nuevas carpetas asfálticas en la calzada de Laprida, desde San Lorenzo a Córdoba. 

Cabe remarcar que los trabajos forman parte de un ambicioso plan de mejoras de calles que el Municipio viene desarrollando en la ciudad y a partir del cual ya se reconstruyeron más de 50 paradas del transporte urbano de pasajeros y 350 cuadras a nuevo.

La renovación de las paradas de transporte de pasajeros consiste en la reconversión de la carpeta asfáltica convencional a losas de hormigón de alta calidad que garantizan una mayor durabilidad en relación a las posibles fisuras que se ocasionan en el pavimento como consecuencia de la carga, el peso y las constantes frenadas del transporte público.

Líneas de colectivos

De esta manera, varias líneas de transporte urbano que modificaron en forma momentánea su parada de ascenso y descenso de pasajeros vuelven a utilizar calle Laprida, entre Santa Fe y Córdoba. Se trata de los servicios 101 N, 110, 112 R/N, 116, 140, 126 R/N, 128 R/N, 122 R/V, 127 y 106 R/N.

Técnica y materialidad de las paradas de transporte

Desde la Secretaría de Obras Públicas indicaron que el concreto asfáltico (carpetas de asfalto) tiene un comportamiento visco-elasto-plástico frente a la acción de las cargas de tránsito. La velocidad con la que se producen deformaciones en una capa asfáltica aumenta según varios factores: cuanto más lenta es aplicada la carga (como en las zonas de detención de vehículos), cuanto mayor es el peso aplicado y cuanto más elevada es la temperatura ambiente.

Es por eso que en zonas de parada del transporte tienden a producirse deformaciones de las capas asfálticas que no se observan en el resto de la cuadra por la que circula el mismo caudal de tránsito. 

La reconstrucción de dichas paradas con losas de hormigón evita deformaciones por tratarse de un material que, por un lado, es rígido en superficie y, por otro, permite la transmisión de la carga en áreas más grandes debido a que toma esfuerzos de flexión.

En este sentido, desde Obras Públicas explicaron que todas las obras de reconstrucción de paradas de transporte de pasajeros incluyen esta modalidad. Con respecto a los pasos técnicos y el tiempo de los trabajos, señalaron que primero se hace la rotura y excavación y luego la base, un hormigón de calidad h8, en 12 centímetros de espesor. Finalmente, va el hormigón de pavimento definitivo calidad h30 de 20 centímetros de espesor, que en 20 días estará en funcionamiento. Durante este período de fraguado (secado), las paradas quedan anuladas.