16 de abril

Temas del día

Recreación

Deportes
Desarrollo social

Polideportivo Balneario del Saladillo: desde 1885 es un punto de encuentro para rosarinas y rosarinos

Se trata de un espacio integral de cuidados para la recreación, la inclusión y la educación. Más de 600 personas participaron diariamente de las diversas propuestas veraniegas.

Sobre avenida del Rosario al 400 bis enormes y señoriales puertas de hierro invitan a ingresar al Polideportivo Municipal Balneario del Saladillo. Atravesarlas es adentrarse a un espacio con un arbolado que provee sombra reparadora ante la intensidad del sol que quema la piel este verano. Inmediatamente, la enorme pileta aparece ante la vista, abrazada en un tramo por una glorieta que la bordea con la elegancia con la que pensó este espacio Manuel Arijón, el español que desarrolló el balneario – hoy municipal- en 1885. Es el natatorio más grande de la ciudad.

Solange Girard, es profe de educación física y cuenta que aquí “funciona la Escuela de Habilidades Acuáticas, que ofrece la posibilidad de aprender natación a partir de los 3 años y la Colonia de Vacaciones para chicos de entre 4 a 7 años”. Agrega que “también se ofrecen actividades para adultas y adultos mayores, siendo las clases de aquagym las más demandadas por este grupo etario”.

El Polideportivo Balneario del Saladillo es uno de los espacios recreativos, inclusivos y de aprendizajes de habilidades como la natación con los que cuenta la Municipalidad de Rosario. Es un lugar para la convivencia que recibe no solo a vecinas y vecinos del barrio, sino también a quienes se acercan desde otros lugares de la ciudad dispuestos a disfrutar de este espacio verde que ofrece la posibilidad de actividades recreativas para todas las edades con acompañamiento de personal municipal.

Se trata de una propuesta integral dirigida tanto a las infancias, a las y los adolescentes, así como a las y los adultos mayores. Diariamente, durante la temporada estival, concurren a las actividades matinales 600 personas. A partir de las 14 funciona el espacio recreativo abierto para todas las vecinas y vecinos que encuentran aquí un lugar para disfrutar en familia y entre amigos.

Aurora Morán tiene 68 años y es vecina del Saladillo. Cuenta que venía al balneario con sus padres, tías y tíos. Nunca dejó de participar de las actividades de este lugar al que define como “un espacio para disfrutar en familia en un entorno seguro y con mucho compañerismo donde también se puede dialogar mucho”. Aurora hace natación, aquagym y gimnasia, es una de las vecinas que viene durante todo el año. Desde que es abuela trae a sus nietas y nietos. Uno de ellos es Valentino, el chico de 14 años, que teniendo como marco el entorno del polideportivo, deslumbró con su voz y asomó a las primeras planas entreteniendo con su cancionero a las y los asistentes del lugar.

Las actividades que se realizan a lo largo del año en este espacio emblemático están enmarcadas en el plan integral de cuidados -Plan Cuidar- que articula el trabajo de todos los equipos, recursos y acciones del Estado municipal para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas en cada uno de los barrios de la ciudad. En este sentido, la promoción del cuidado de los vínculos, las familias y la comunidad, la alimentación y la salud, el juego, la práctica de deportes, la educación y la cultura, y la igualdad de género son parte también de esta red de cuidados integrales que sirven para la construcción de ciudadanía y la convivencia.

Recreación y educación para la integración y el bienestar

Las puertas del polideportivo permanecen abiertas durante todo el año. Desde el Balneario del Saladillo se trabaja para la inclusión social, a partir de políticas públicas de cuidados e integración desarrolladas desde el Estado municipal.

En este sentido, hay propuestas de la Secretaría de Deporte y Turismo con clases de educación física para adultas y adultos mayores, del área de Salud a través del trabajo del Centro de Salud del Mangrullo con talleres de educación para la salud y un espacio de salud mental. También, en el brazo seco del Saladillo hay propuestas para iniciación deportiva.

Algunos datos de la historia del Balneario El Saladillo

- Manuel Arijón pensó este lugar como un espacio de veraneo junto al arroyo Saladillo. Se atribuían a sus aguas propiedades curativas.

Se construyó un canal artificial para traer aguas desde el brazo natural hasta las quebradas, como se llamaba en ese entonces el lugar. Personas privadas de la libertad alojadas en la U3 fueron quienes trabajaron en la construcción del canal.

El 1° de noviembre de 1885 se inaugura el lugar que se llamó “Baños del Saladillo”.

Un bañero se desplazaba en canoa dentro del espejo de agua para cuidar a los bañistas.

En 1887 se construyó la pileta, de 83 metros por 25, de la que se disfruta hasta el día de hoy.

El desarrollo de este espacio trajo aparejado el desarrollo del tranvía a principios del siglo XX.

El balneario funcionó hasta 1987 cuando lo demolieron.

En 1992 el municipio se hace cargo del espacio reconstruyéndolo y devolviendo a la ciudad un espacio que vivía en el recuerdo de las rosarinas y rosarinos y que hoy es un punto importante para las políticas inclusivas y de cuidados que llegan a todas las vecinas y vecinos.

Plan Cuidar

El Plan Integral de Cuidados, Plan Cuidar, involucra al Estado municipal en la organización política y social del cuidado como actividad esencial para el bienestar de la población, en un marco de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, en comunidad y al interior de las familias.

El cuidado abarca el conjunto de actividades tanto remuneradas como no remuneradas que garantizan el bienestar de las personas, e implica un apoyo multidimensional: material, económico y emocional.

El Plan Cuidar implica, por un lado, la unificación de todos los equipos, recursos y acciones del Estado municipal para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas que más lo necesitan en cada uno de los barrios de la ciudad, y, por otro lado, la convocatoria a todas las organizaciones de Rosario a sumarse a esta red de cuidados y trabajar en las líneas de intervención del plan.

Esta propuesta integral de cuidados comprende 7 ejes estratégicos que contienen acciones prioritarias de las secretarías de Desarrollo Humano y Hábitat; Salud Pública; y Cultura y Educación, cuyos objetivos son: 1) Cuidar los vínculos, las familias y la comunidad. 2) Cuidar la alimentación y la salud. 3) Cuidar el juego, el deporte y el bienestar. 4) Cuidar la educación y la cultura. 5) Cuidar la igualdad de género. 6) Cuidar la inclusión socio-productiva 7) Cuidar la cultura de paz.