18 de julio

Temas del día

Salud

La Municipalidad reitera recomendaciones para evitar la transmisión de enfermedades por el uso de natatorios

Cuidar correctamente el estado del agua de las piletas es fundamental en materia de prevención sanitaria durante la temporada estival

Ante las temperaturas propias de la temporada estival y la consecuente afluencia a natatorios, la Secretaría de Salud Pública municipal recordó la necesidad de tener en cuenta que el agua es el principal vehículo a través del cual se transmiten distintos tipos de microorganismos, como parásitos, hongos, virus y bacterias.

Por ello el agua debe mantenerse transparente y estar libre de materias flotantes y espuma, y no debe existir suciedad en el fondo de la pileta.

Desde el Instituto del Alimento, dependiente de Salud Pública, recomiendan tener en cuenta las siguientes medidas de prevención en torno de los natatorios:

-No ingresar a los mismos con diarreas o síntomas de enfermedad.

-Educar a los menores para que no orinen dentro ni cerca de la piscina.

-No deben acceder a las piletas las mascotas.

-No comer ni beber dentro o cerca de la piscina.

-Utilizar sanitarios o zonas alejadas para cambiar pañales. Higienizar bien al bebé y luego lavarse las manos con agua y jabón.

-Ducharse y lavarse los pies al ingreso de la misma.

-Lavar bien las manos con agua y jabón luego de ir al baño.

Consejos para el mantenimiento

-La procedencia del agua debe de ser de red o pozo potable.

-Los productos químicos utilizados deben aplicarse en ausencia de personas en la pileta y el agua debe ser circulada luego de su aplicación. Además, recordar mantener estos productos fuera del alcance de niños, niñas y mascotas.

-Respetar estrictamente las indicaciones de la etiqueta, en cuanto a medidas, precauciones y condiciones de almacenamiento para asegurar la efectividad de los mismos.

-En las piletas pequeñas destinadas a bebés o niños pequeños, que pueden no controlar esfínteres, se debe cambiar el agua diariamente y realizar la correcta limpieza y desinfección de la misma.

-Las piletas de uso domiciliario deben mantener la calidad del agua y renovarse cada día el cinco por ciento del agua total. Las proporciones de cloro recomendadas para mantener la limpieza y evitar la irritación es de:

Hasta 1.400 litros (2 x 1,40 x 0,50), 6 tapitas de agua de lavandina concentrada.

Hasta 2.500 litros (2.60 x 1,60 x 0,60), 10 tapitas de agua de lavandina concentrada.

Hasta 3.500 litros (3 x 1,80 x 0,65), 14 tapitas de agua de lavandina concentrada.

Requisitos para natatorios de uso público

-Las piletas deben estar habilitadas y tener el permiso de temporada 2023-2024.

-Realizar el análisis del agua de procedencia al inicio de la temporada.

-Cumplir con las normas higiénicas-sanitarias de los bañistas.

-Cumplir con las condiciones del agua de la piscina:

-La superficie del agua deberá estar libre de materias flotantes y espuma y el fondo deberá estar libre de cualquier tipo de suciedad.

-En general se recomienda por cada 10.000 litros de agua una proporción de 200 g de cloro en polvo o bien 2 litros de cloro con recirculación del agua a través de un sistema de filtrado o purificación. El caudal de recirculación será tal que permita la renovación total del agua de la pileta del 50% cada 24 horas.