15 de junio

Temas del día

Ambiente

La Secretaría de Ambiente realiza una masiva plantación de árboles en barrio Parque Habitacional Ibarlucea

Se trata de más de 100 especies que se colocaron sobre las calles Morrow;13114; 13126 y Cullen y Ugarte, en el marco del Plan de Gestión Integral del Arbolado que lleva adelante el municipio.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, lleva adelante la plantación de más de 100 árboles en un sector del barrio Parque Habitacional Ibarlucea, ubicado en el distrito Norte, en el marco del Plan de Gestión Integral del Arbolado.

La plantación comprende las especies acer buergeriano, jacarandá, lapacho amarillo, pezuña de vaca rosada, lapacho rosado y liquidámbar styrasiflua, que se están colocando sobre calle 13114 entre Tres Sargentos y Morrow; sobre Morrow, entre 13120 y 13114 y en las calles 13126 y Cullen y Ugarte, y forman parte del Plan de Gestión Integral del Arbolado 2024, a partir del cual se están plantando 20.000 árboles en toda la ciudad.

En el marco del plan, este viernes 10 de mayo se efectuará la plantación de otros 30 ejemplares junto a la Fundación Cargill Argentina, que sostiene campañas de forestación junto a distintos municipios del país.

Plan de Gestión Integral del Arbolado

La plantación se suma al cronograma del Plan de Gestión Integral del Arbolado 2024, a partir del cual se están plantando 20.000 árboles, priorizando las especies nativas en toda la ciudad. Cabe remarcar que está previsto que entre 2024 y 2027 se realice la plantación de 80.000 nuevos árboles en toda la ciudad.

El Plan de Gestión Integral del Arbolado es un documento a cargo de la Municipalidad de Rosario, que responde a las exigencias de la Ley Provincial del Árbol N°13.836/18 y a la Ordenanza Municipal 5118/1991. Esta herramienta es de suma relevancia, ya que es fruto del trabajo colaborativo, atendiendo a distintas miradas sobre el arbolado y haciendo foco en su contribución en la lucha contra el cambio climático.

El Plan de Gestión 2024, que fue presentado por la Secretaría de Ambiente y Espacio Público en el marco de la Mesa de Arbolado –espacio de trabajo interdisciplinario que contó con representantes de instituciones civiles, académicas e integrantes de organizaciones afines, junto a autoridades municipales–, incluye también plan de veredas; plan de plazas; tratamiento de ramas y arbolado en situaciones de emergencia.

Arbolado y cambio climático

Los árboles son un componente fundamental para garantizar una ciudad habitable y sustentable. Sus contribuciones y aportes son muchos: dan sombra, reducen el impacto del sol y calor y así el consumo energético, mitigan los niveles de ruido, absorben contaminantes y mejoran la calidad del aire.

Además, los árboles son los principales aliados para enfrentar el efecto 'islas de calor urbanas'. Estas se crean por las grandes extensiones de asfalto que cubren las ciudades, generando una temperatura mayor en estos centros que en sus alrededores; los árboles no sólo contribuyen a reducir este fenómeno, sino también a generar aire limpio.

Consejos para mantener un árbol sano

¿Qué hacer y qué no hacer para cuidar a un árbol recién plantado?

Regar los árboles con abundante agua alrededor del tronco para que pueda penetrar hasta las raíces más profundas. Si la cazuela está encharcada no regar hasta que nuevamente lo necesite.

No podar los árboles. Se acorta la vida de los ejemplares, genera heridas y es vía de entrada de enfermedades y plagas que los debilitan. La Municipalidad se ocupa de adaptarlos al ambiente urbano de manera tal que no dificulten la circulación o el suministro de servicios ni pongan en riesgo a las personas, bienes o instalaciones.

Evitar el uso de venenos. Para combatir las plagas es preferible colocar barreras físicas como botellas de plástico recortadas.

Una cazuela amplia ayuda a que las raíces no rompan las veredas. Esta debe construirse de acuerdo al porte del árbol, permitiendo el adecuado crecimiento de las raíces y la filtración del agua.

Las enredaderas o plantas en la base del tronco pueden competir con el crecimiento del árbol y no permitir su óptimo desarrollo. Por ello se recomienda liberar las cazuelas de dichas plantas.

Evitar el uso de bordeadoras en la cercanía de los árboles ya que los descortezan y dañan de forma irreversible. Siempre es preferible una cazuela amplia bien mantenida.

Usar cubierta orgánica de entre 3 y 5 cm de espesor alrededor del árbol (pero lejos del tronco) ya que mantiene la tierra húmeda y limita el crecimiento de otras plantas.

No colocar ningún tipo de barrera como baldes plásticos o macetas alrededor del ejemplar ya que puede afectar su crecimiento y desarrollo.

Examinar el árbol y observar si tiene algún tipo de daño como ramas quebradas o presencia de algún insecto u hongo o cualquier otro factor que pueda afectar la salud del mismo.

Además debe tenerse en cuenta:

Las hojas caídas deben ser barridas y embolsadas. Evitar quemarlas, el humo de las hojas secas provoca accidentes y contaminación ambiental.

Las hojas son recursos que se usan para hacer compost. El compost es un abono con alto contenido de nutrientes, mejorador de suelos y que se obtiene mediante la descomposición de los residuos orgánicos (Por ej.: descartes de verduras, cáscaras, yerba, té y borra de café, flores marchitas, hojas o pasto verdes y secos).

Asimismo las hojas pueden utilizarse en el jardín, balcón o patio de casa, en forma de mulching, un sustrato que ayuda a mantener la humedad de la tierra, evitando su erosión, retrasa el crecimiento de yuyos indeseados y aporta materia orgánica.

No plantar en las veredas ejemplares de gomero, ficus, álamo, sauce, araucaria o palo borracho. Son especies de grandes dimensiones que ocasionan perjuicios en las veredas y en los domicilios.