20 de enero

Seguridad

Control

Un nuevo operativo integral en zona Oeste derivó en 4 clausuras y 12 motos remitidas al corralón

La intervención a cargo de la Secretaría de Control y Convivencia se desarrolló en la zona comprendida por Francia, Amenábar, San Nicolás y 27 de Febrero.

El miércoles 13 de agosto se desarrolló en la zona oeste de la ciudad un nuevo operativo de tipo integral, producto del cual cuatro comercios fueron clausurados por diferentes irregularidades y una docena de motos fueron remitidas al corralón. A cargo de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, de la intervención participó personal de diversas áreas municipales, efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario y agentes de las fuerzas federales con asiento en Rosario. A la par, como es habitual en estos procedimientos, junto a los controles sobre la actividad comercial y el tránsito se llevaron a cabo tareas de limpieza y ordenamiento en espacios públicos. “El Estado municipal sigue apostando a una sostenida presencia en los barrios para prevenir y aportar mejores condiciones de seguridad”, señaló el secretario de Control Pablo Seghezzo.

“Esta mañana nos hicimos presentes en el sector comprendida por avenida Francia, Amenábar, San Nicolás y 27 de Febrero con la intención de inspeccionar la actividad comercial, controlar el tránsito y la circulación y, además, llevar orden y limpieza al lugar”, precisó el funcionario.

Según informó, durante la intervención se dictó el cese de actividad sobre 4 comercios de la zona por no contar con la habilitación reglamentaria para funcionar. También se labraron otras actas por falta de libreta sanitaria y certificado de desinfección, carencia de condiciones de higiene, así como por ocupación indebida de la acera.

En tanto, 12 motos fueron secuestradas y remitidas al corralón municipal luego de comprobarse que los conductores no poseían los documentos de los vehículos en regla, o bien no contaban con los elementos de seguridad obligatorios para la circulación. A su vez, dos autos fueron acarreados al depósito por encontrarse abandonados en la vía pública.

Paralelamente a las acciones preventivas, se realizaron tareas de despeje de luminarias en árboles de la zona intervenida, y de limpieza de escombros y basura en espacios públicos y desmalezamiento. Por otra parte, se repintaron paredones y columnas vandalizados con leyendas y colores de hinchas de fútbol.

Finalmente, se ejecutaron intimaciones por la ocupación de acera con materiales de construcción y vehículos y por venta ambulante sin permiso.

“Cada semana fortalecemos las tareas que permiten un uso más democrático de los espacios públicos. Es por eso que concretamos este tipo de intervenciones barriales que permiten garantizar condiciones seguras para la permanencia y circulación de los vecinos”, observó Seghezzo.