26 de febrero

Intendencia

Cultura
Muestras

165 años de ciudad: la intendenta recorrió la muestra El Rosario de Santa Fe en el museo Julio Marc

"Con el acta fundacional recuperamos la historia y nos hacernos cargo de ella, para pensar que tenemos que seguir construyendo federalismo y luchando por la autonomía", dijo Fein en la ocasión.

Con motivo de la celebración de los 165 años de la declaratoria de ciudad de Rosario, la intendenta Mónica Fein participó este jueves 3 de agosto de la visita guiada de la exposición El Rosario de Santa Fe en el Museo Histórico Provincial Dr. Julio Marc. La muestra intenta reconstruir el devenir histórico nacional correspondiente a la convulsionada etapa de institucionalización de nuestro país, desde el proyecto político de Justo J. de Urquiza y la Confederación hasta comienzos del siglo XX. devolviéndole a la ciudad su rol protagónico.

En la oportunidad, la mandataria destacó el valor del museo y de la exposición. "Aquí, en el museo Julio Marc, están las obras y piezas históricas más importantes que dan testimonio de que Rosario, hace 165 años, fuera declarada ciudad. Fue un llamado a construir una ciudad con puerto, independiente de los puertos de Buenos Aires, y una ciudad destinada a ejercer un rol en la construcción nacional", aseveró Fein. 

Luego, agregó: "Con el acta fundacional recuperamos la historia y nos hacernos cargo de ella, para pensar que desde Rosario tenemos que seguir construyendo federalismo y luchando por la autonomía".

En este sentido, la jefa municipal llamó a todos los rosarinos y rosarinas "a involucrarse con la historia de la ciudad para entender nuestro presente y construir un futuro mejor". 

De la recorrida especial también fueron parte la ministra de Innovación y Cultura de la provincia, María de los Ángeles "Chiqui" González; el director del Museo Histórico Provincial Julio Marc, Pablo Montini; funcionarios del gabinete municipal e invitados especiales. Todos los presentes recibieron, al finalizar el recorrido, una copia del Titulo de Ciudad de Rosario. 

La actividad estuvo a cargo de las historiadoras Agustina Prieto y Alicia Megías (UNR), autoras junto a Marcela Ternavasio, del minucioso trabajo de investigación que constituye El Rosario de Santa Fe. La visita guiada comprendió las distintas salas que albergan la muestra, que exhibe parte de la colección de historia argentina del museo, vertebrada a partir de tres ejes.

El primero atañe a los aspectos económicos de Rosario con su puerto, el ferrocarril, las entidades bancarias, el gran auge comercial y el crecimiento exponencial de la población a causa del impacto inmigratorio.

El segundo eje rescata la importancia de Manuel Belgrano como el creador de la bandera nacional y las costas de Rosario como el lugar elegido para enarbolarla por primera vez en 1812.

Por último, el tercer eje reivindica la actuación del General Justo J. Urquiza cuando mediante su pedido el 5 de agosto de 1852 la Villa del Rosario obtiene su carta de ciudadanía al destacar “su posición local, que la pone en contacto directo con el interior y exterior, su crecido número de habitantes y su comercio activo con todos los pueblos de la república”.

La muestra, que está montada desde 2015, es uno de los atractivos de la programación prevista para la conmemoración, y puede visitarse en las instalaciones del Museo Histórico Provincial Dr. Julio Marc, ubicado en el parque de la Independencia, de martes a viernes de 9 a 18, y sábados, domingos y feriados de 14 a 19, con entrada gratuita.  

Ciudad sin fundador

A diferencia de la mayoría de las ciudades importantes del país, Rosario no fue fundada por los españoles en el siglo XVI. Según afirma el libro Historia de ciudades, su origen, modesto e impreciso, se encuentra en algún momento de la segunda mitad del siglo XVIII, cuando una heterogénea población comenzó a reunirse en torno de una capilla.

Su crecimiento importante se inició a mediados del siglo XIX, cuando el puerto fluvial se convirtió en el nexo entre Buenos Aires y las provincias del interior, condición que acentuó la construcción del ferrocarril a Córdoba. Luego, la inmigración y la expansión de la pampa gringa fueron transformándola en una ciudad comercial, residencial, burocrática e industrial.