18 de mayo

Desarrollo Humano

Mujer
Género

Consejería de género: habilitaron un nuevo espacio de diálogo, reflexión y construcción colectiva en Molino Blanco

El municipio continúa llevando adelante políticas en materia de atención integral para garantizar los derechos de las mujeres y desarmar estereotipos.

Durante la mañana del miércoles 10 de marzo, en el Centro de Convivencia Barrial Molino Blanco (Boqueron 639) la Municipalidad de Rosario dio inicio al proyecto de Consejerías de Género, un espacio de encuentro entre mujeres para compartir miradas, reflexiones, problemáticas, construir colectivamente y dotar de herramientas para reproducir las experiencias en cada barrio.

Este espacio, con una dinámica de taller o conversatorio, se encuentra abierto a la comunidad de cada barrio y pronto se sumarán siete espacios más distribuidos en los diferentes distritos de la ciudad.

Llevadas adelante por la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat en articulación con el equipo de abordaje territorial de  la Secretaría de Género y Derechos Humanos, las consejerías zonales tienen el objetivo de generar un vínculo con las organizaciones barriales a las cuales se las guiará en su formación en perspectiva de género. A su vez, estas consejerías, deberán trabajar en articulación con los distritos, centros de Convivencia Barrial, centros de salud, vecinales, clubes, para pensar estrategias de difusión con la finalidad de sensibilizar a las vecinas y vecinos con operativos sociales en respuesta a  requerimientos propios del territorio.

En este sentido, el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, afirmó: "El municipio quiere acompañar y toma como prioridad la temática de género, por eso se creó la Secretaría de Género y DDHH. Para  nosotros es muy importante que sigamos luchando y construyendo la agenda del futuro que es de las mujeres claramente."

Asimismo, en el marco del programa Rosario cuida sus barrios se viene realizando una articulación para coordinar la presentación de talleres de sensibilización con perspectiva en género para referentes de organizaciones territoriales.

Ana Brandellero, educadora Social del CCB Molino Blanco, comentó: “Hace 4 años que comencé a trabajar con la propuesta de habilitar un espacio de mujeres en un lugar donde concurría la mayoría de jóvenes varones. A partir de ahí empezamos a pensar un espacio de tejido de macramé como excusa de encuentro y desde ahí el grupo empezó a conformarse con muchas participantes de variadas edades. Desde el segundo año empezamos a habilitar otro tipo de manualidades y artesanías por propuestas del mismo grupo de mujeres. En la pandemia reducimos los grupos y nos dividimos en distintos días, intentando sostener las actividades lo mejor que pudimos y con los cuidados correspondientes, durante el pico y las restricciones más severas suspendimos las actividades, pero nunca el vínculo”.

Y agregó: “Este año, le sugerimos a quienes conforman las consejerías que nos vengan a visitar y así poder ir trabajando con esta experiencia que viene funcionando hace un tiempo. La idea es ir revinculándonos en lo presencial y luego articular el trabajo, informar de que se trata la consejería, realizar encuentros mensuales sobre algunas temáticas requeridas por el grupo”.

Por su parte la coordinadora de las Consejerías desde la Secretaría de Género y Derechos Humanos, Sabrina Aguirre, aportó: “ Nos planteamos distintos objetivos de los cuales éste es uno fundamental, la creación de las Consejerías con perspectiva de género en distintos puntos de la ciudad están orientadas a brindar herramientas para poder reproducir estas experiencias en el territorio, informar y orientar hacía donde dirigir a las mujeres que vengan con alguna inquietud. La idea es ir replicándolo en distintas puntos de la ciudad. El grupo ya viene funcionando hace rato, y en los encuentros ya venían discutiendo cuestiones referidas al género y se nota que están mas sueltas y pueden conversar abiertamente de lo que piensan”.

En la presentación estuvieron presentes Nicolás Gianelloni, secretario de Desarrollo Humano y Hábitat; William Burguener, de la Dirección de Coordinación Programática; Horacio Garbulla, coordinador del Centro del Convivencia Barrial Molino Blanco, y Mariana Alonso, directora de Prevención y Atención de las Violencias de Género.