27 de septiembre

Temas del día

Infancias

Salud
Participación
Coronavirus

Volver a las aulas: la Municipalidad promueve buenas prácticas para cuidarse en la escuela

El municipio acompaña a la comunidad a través de instancias que permiten el intercambio de información e inquietudes ante el regreso a clases presenciales.

En el contexto de la vuelta a las clases presenciales, rosarinas y rosarinos de toda la ciudad se informaron y debatieron en un Consejo Barrial Interdistrital sobre diferentes aspectos a tener en cuenta para que las niñas, niños y adolescentes que regresan a las aulas puedan hacerlo en las condiciones más seguras y de la manera más agradable, dentro de las restricciones que impone la pandemia.

Los participantes contaron con aportes profesionales de la subsecretaria de Procesos Sanitarios del Municipio, Soledad Rodríguez y el subsecretario de Desarrollo Humano, Lucas Raspall, quienes, luego de desarrollar una serie de recomendaciones generales referidas a las medidas preventivas vigentes, se abocaron a responder las dudas de las consejeras y consejeros.

La iniciativa participativa de la secretaría de Modernización y Cercanía fue transmitida por Facebook Live a través de la cuenta Rosario Participa y contó con la participación de un amplio grupo de vecinos y vecinas de todos los distritos.

“Este regreso es gracias al cuidado y al esfuerzo colectivo. Y la persistencia de nuestros chicos en el ciclo lectivo también depende de la responsabilidad de todos”, expresó Soledad Rodríguez al inicio de su exposición y añadió: “La parte que toca en casa es tan importante como la ventana abierta en el aula o la máscara puesta del docente.”

De esta manera, la subsecretaria de Procesos Sanitarios de la Secretaría de Salud Pública precisó las medidas que cada familia debe implementar, así como los hábitos indispensables a trabajar con las niñas y niños, desde los hogares, para evitar la expansión del virus en las escuelas.

En detalle, estas consisten en el uso de cubreboca, el lavado frecuente de manos o sanitización con alcohol y el mantenimiento de la distancia. En lo que confiere a los adultos, en la escuela o en casa, destacó la necesidad de mantener las puertas y ventanas abiertas para asegurar la correcta ventilación de los ambientes, así como la de priorizar actividades al aire libre. Además, Rodríguez recomendó procurar que los escolares completen su calendario de vacunación para evitar la proliferación de otras enfermedades.

Por su parte el psiquiatra Lucas Raspall resaltó la importancia de dialogar constantemente con niñas y niños sobre las medidas de cuidado que deben incorporar y las condiciones atípicas en las que transitarán las actividades escolares, como método de anticipación que les permitirá reducir la incertidumbre propia del contexto en el que se desarrollará el ciclo lectivo.

“Como todo camino sinuoso, cuando uno pasa la curva, no sabe cómo continuará después. Este año es así. Sabemos cómo será el primer tiempo pero no sabemos cómo seguirá el año en mayo. Eso genera incertidumbre en todos, por eso es bueno que a los niños les anticipemos siempre todo lo que esté a nuestro alcance”, explicó el subsecretario de Desarrollo Humano.

Otro de los ejes desarrollados por Raspall fue el deber de las y los adultos de amortiguar los efectos de la pandemia, intentando no incrementar el malestar y las dificultades existentes para que los chicos puedan ir a la escuela con una sonrisa y no con un enojo. “Debemos procurar llevar nuestros planteos, observaciones y propuestas a los espacios de discusión adecuados, donde se dan estos debates, evitando despotricar contra la escuela y el Ministerio en la cena familiar. No es justo que le traslademos nuestro enojo e inquietud a los niños y niñas”, advirtió.

Finalmente el psiquiatra exhortó a los consejeros a trabajar más que nunca en ejercitar una mirada sensible, que atienda a lo que les pasa a los niños en la escuela y con la escuela, más que a los contenidos disciplinares.

“Esta mirada tiene que ver con una capacidad del adulto de ver qué necesita cada niño. Cuál es el proceso singular y afectivo que está haciendo. Si al niño le cuesta ir a la escuela o vuelve triste, no quedarnos en la superficie sino ir adentro para ver qué está pasando”, ejemplificó.

Al finalizar su exposición el psiquiatra alentó a los presentes a trabajar en sus hogares cada uno de los puntos propuestos, haciendo el esfuerzo de adaptar a cada situación singular las orientaciones que, en este tipo de encuentros, siempre son generales. Luego de repasar las ideas desarrolladas, reflexionó: “Si tomamos estos esfuerzos estaremos generando el mejor ambiente posible en este contexto que no elegimos.”

Curso de buenas prácticas de cuidado

En agosto del año pasado, el municipio comenzó con a dictar un curso de buenas prácticas de cuidado debido al covid 19 a través de la Dirección de Promoción y Cuidado de la Salud Colectiva de la Secretaría de Salud municipal. Actualmente, el curso se especializa para acompañar la implementación del protocolo covid escolar ante el inicio de clases presenciales y por ese motivo se comenzó a realizar en establecimientos educativos de la ciudad.

Laura Giorgiani es coordinadora general de la Dirección de Promoción y Cuidado de la Salud Colectiva y menciona que el curso tiene como objetivo promover buenas prácticas de cuidado a partir de la recuperación de saberes, representaciones y experiencias desarrolladas por los gobiernos, los ámbitos científicos y la ciudadanía en el marco de la pandemia por covid 19 en sus diferentes etapas. “Pensamos una instancia de encuentro, para compartir conocimientos y saberes con distintos sectores de la comunidad, para promover la reflexión porque muchas veces entendemos que hay que usar el barbijo pero está mal colocado o escuchamos sobre el lavado de manos pero lo hacemos casi sin pensar y sin hacerlo correctamente o en los lugares en los que trabajamos, con nuestras familias, los espacios que compartimos de manera comunitaria, descuidamos las medidas de protección para nosotros y para los demás, y esto nos lleva finalmente a no cuidarnos como corresponde. Entendemos que esta enfermedad de alta transmisibilidad con lo cual las medidas que tomamos de manera individual y colectivamente pueden evitar los contagios”.

El curso trabaja con distintos públicos, originalmente el primer grupo fue con organizaciones sociales y comunitarias, luego a la ciudadanía en general y a determinados grupos como en este caso a la comunidad escolar: docentes, asistentes escolares, directivos, para adaptar los protocolos nacionales y provinciales a la realidad de cada institución educativa.

En relación a cómo cuidarse para volver a las aulas de manera presencial, Laura remarca la importancia de este curso ya que permite el intercambio de dudas e inquietudes sobre situaciones puntuales a la hora de la vuelta a clases. "Cada escuela tiene sus particularidades y surgen dudas sobre ciertas situaciones específicas", dice la coordinadora. En ese sentido, las inquietudes de algunas personas también aportan conocimientos a las personas que participan. “Para que el aprendizaje y la apropiación de determinados saberes sean posibles éstos deben estar situados, es decir, construimos saberes generales que luego en la instancia que tenemos con la población intentamos ubicarlos de acuerdo a la realidad que atraviesan. Estas cuestiones al relacionarlas en un contexto en particular, cobran otro sentido”, señala.

El curso se articula con los distintos centros de Distrito para llevarlos a cabo en diferentes entidades educativas.

"Además, charlamos sobre las medidas generales que nos fortalecen de manera integral, como llevar adelante una alimentación saludable e incorporar actividad física en la rutina". Y se recuerdan las medidas de higiene básicas como el uso de cubreboca, el lavado de manos, el distanciamiento, toser y estornudar en el pliegue del codo, no tocarse la cara, no compartir el mate, la vajilla y los utensilios, limpiar los objetos de uso frecuente, entre otras.

Según Giorgiani, los contenidos se pensaron  desde la interdisciplinariedad con una base del tipo científico que respalda los saberes que se comparten, pero también con información más práctica que viene de diferentes disciplinas. “Venimos trabajando no solamente en cuestiones propias y específicas de la pandemia sino que pudimos relacionar esos conocimientos que tenemos desde la Dirección de Promoción y Cuidado de la Salud Colectiva”, comenta y pone como ejemplo el tema de salud mental, las relaciones sexuales seguras, la higiene personal, buenas prácticas cuando se utilizan los medios de transporte, entre otras.

Actualmente, el curso se está desarrollando tanto de manera presencial en diferentes instituciones como virtual. Las personas interesadas en realizar el curso online, pueden inscribirse a través de un formulario en rosario.gob.ar.