15 de junio

Temas del día

Ambiente

El municipio recuerda la importancia de barrer las veredas para contribuir a la higiene urbana

La Secretaría de Ambiente y Espacio Público recomienda juntar y embolsar las hojas caídas en forma periódica para evitar que se obstruyan desagües.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, solicita a vecinas y vecinos colaborar con el barrido de veredas, juntar las hojas acumuladas y embolsarlas, para evitar así la obstrucción de desagües y bocas de tormenta y, de esta manera, contribuir al mantenimiento de la higiene urbana.

Cabe remarcar que, más allá de la responsabilidad del Estado de brindar un servicio de barrido de calidad, es siempre necesario el aporte ciudadano para tener una ciudad más limpia. También es necesario recordar que es responsabilidad de los vecinos frentistas mantener limpia la vereda, de acuerdo a la ordenanza Nº 7.600/2003.

“A través de esta iniciativa apelamos a seguir fomentando el compromiso ciudadano en estas prácticas que permiten, con un pequeño aporte, mejorar la calidad de vida de todos", indicó el secretario de Ambiente y Espacio Público, Luciano Marelli. 

Diariamente, más de 300 barrenderos realizan trabajos de mantenimiento y barrido en distintos barrios de la ciudad. Asimismo, en función de un relevamiento interno de las zonas con mayor caída de hojas, se realizan operativos de refuerzo en forma periódica.

Una ciudad más limpia

El municipio sugiere a ciudadanas y ciudadanos adoptar el hábito de barrer, embolsar y disponer correctamente las hojas para tener una ciudad más limpia y evitar que se obstaculicen bocas de tormenta.

Además del barrido cotidiano, se solicita juntar y embolsar luego las hojas. Al mismo tiempo, se remarca que las hojas no deben quemarse, porque al ser incineradas liberan dióxido y monóxido de carbono, que son los gases causantes del efecto invernadero.

Las hojas del barrido –si no significan un volumen excesivo– pueden disponerse en bolsas, junto con los residuos domiciliarios, mientras que si se trata de grandes cantidades o restos de poda, deben disponerse como residuos grandes.

Compost

Vecinas y vecinos pueden utilizar las hojas caídas para realizar compost dentro de su hogar, de manera controlada (incluso en terrazas y/o balcones) y así reducir el material orgánico. El compost es un abono natural y rico en nutrientes, por lo que aporta beneficios y mejora la calidad de la tierra.

Estas pequeñas acciones implican un gran impacto positivo en el ambiente, ya que casi el 60% de los residuos generados en el hogar son orgánicos, y emiten gases de efecto invernadero agravando la crisis climática.

Rosario tiene más de 420 mil árboles, lo que genera una importante caída de hojas, por eso el municipio realiza en forma periódica tareas de barrido, enfocándose en las zonas con mayor cantidad de arbolado.

Por consultas o reclamos se encuentra a disposición la línea gratuita 147, las 24 horas.