3 de abril

Recreación

Deportes
Adultos mayores
Convivencia

Más de 1.500 adultas y adultos mayores participaron de la clase masiva de acuagym

El tradicional evento del verano rosarino contó además con la presencia del intendente Javkin. Las y los participantes asisten a las colonias y centros recreativos del municipio.

Más de 1.500 adultas y adultos mayores de las 33 colonias y predios con pileta que ofrece la Municipalidad de Rosario participaron este sábado 18 de enero de la tradicional clase de acuagym en el Polideportivo Balneario del Saladillo. 

La actividad es un clásico de la ciudad y reunió una gran cantidad de personas para celebrar un encuentro de diversión, alegría y cuidado de la salud a través de la actividad física en el marco de la campaña “El verano del respeto”.

Minutos antes de las 10 quienes participaron empezaron a llegar al polideportivo con banderas y en compañía de familiares y profesores de las colonias y predios con pileta donde hacen deportes y actividades durante el resto del año. Entre mates, tortas y galletitas empezaron a probarse los sombreros de colores para la clase que arrancó a puro ritmo y contó con la presencia del intendente Pablo Javkin; el secretario de Deporte y Turismo, Adrián Ghiglione; y la subsecretaria de Deporte, Noel Martino.

“La participación de hoy demuestra la importancia que tienen estos espacios en cada barrio porque dan la posibilidad a vecinos y vecinas de todas las edades de interactuar, hacer amistades y realizar actividad física. Algunas personas piensan que los únicos que se tienen que recrear y divertir son los niños, pero cuando los adultos vuelven a jugar se consigue esto”, afirmó Ghiglione.

Según el secretario, las actividades de la temporada 2019-2020 están atravesadas por el eje del respeto por las normas de convivencia, el espacio público y los vecinos y vecinas. “Lo trabajamos en toda la ciudad, pero hacerlo en las colonias de vacaciones con la interacción de chicos de 6 años y adultos de 90 es una oportunidad que no podemos dejar pasar”, profundizó y contó que es habitual el intercambio generacional. “Disfrutamos mucho cuando los adultos mayores les leen un cuento a los más chicos y después organizan una merienda para agradecerles. Son los valores que buscamos recuperar y sostener”, insistió Ghiglione.

acuagym

Energía en cada barrio

Miriam fue una de las mujeres que participó de la jornada y mientras se preparaba para la clase contó: “Somos un grupo que venimos de Sparta en la zona norte. Para nosotras esto es algo único porque nos permite sentirnos vivas y reírnos entre amigas. Estamos muy agradecidas con la Municipalidad por este espacio”. 

A su lado, otra de las mujeres, que realiza actividades en el Polideportivo Saladillo, agregó: “Me encanta venir acá. El grupo es divino y las profesoras son muy solidarias y amorosas. Nos juntamos todas las tardes a jugar, comer algo y disfrutar de la pile. A nuestra edad es algo invalorable y que nos carga de energías”.

Con una nariz de payaso y maquillaje multicolor una mujer de barrio Las Flores compartió: “Para quienes estamos solas es algo muy grande. Todo nació en el predio donde tomamos clases en el barrio, pero ahora nos reunimos fuera del Polideportivo”.

Esta temporada están en marcha 33 colonias de verano a la que asisten 22 mil niños, niñas, jóvenes y adultos y adultas mayores. Además, se ofrecen escuelas de natación y propuestas de acuagym, gimnasia y deportes para todas las edades en todos los polideportivos municipales y en clubes de barrio a través de un convenio.

acuagym

Vitalidad

Las colonias son parte de las actividades diseñadas y sostenidas para las adultas y adultos mayores de Rosario. Durante el resto del año pueden acceder a espacios recreativos, educativas y culturales conocidos como Centros de Actividades Integrales para Adultos Mayores (C.A.I.A.M). Están en cada distrito y son parte de la vida de instituciones y clubes barriales. Buscan promover el envejecimiento activo, la educación permanente y colaborar en la construcción de lugares de socialización y participación que posibiliten vínculos sociales, el pleno ejercicio de sus derechos y mejorar la calidad de vida.

Ofrecen desde clases de gimnasia, yoga hasta talleres de la memoria, de las palabras, danzas, juegos teatrales e iniciación al canto coral. También organizan mateadas, caminatas, paseos y juegos.