5 de diciembre

Obras

Transporte

Finalizó la reconstrucción del cruce de calle y la parada de transporte en Mitre y Córdoba

Este lunes se habilitó el tránsito vehicular y se puso en funcionamiento la nueva dársena de colectivos.

La Municipalidad de Rosario finalizó los trabajos de remodelación integral del cruce peatonal de Mitre y Córdoba reemplazando el pavimento anterior por un material de mayor resistencia y durabilidad, apto para las condiciones de tránsito constante del lugar. Además, se construyó una nueva parada de transporte urbano de pasajeros que garantiza mayor durabilidad.

Con esta obra, el cruce de calles quedó hecho en una base de hormigón H30 de 20 cm de altura que es más resistente al constante tránsito de automóviles y transporte público. Sobre este material se instalaron adoquines de hormigón intertrabado en la superficie. La nueva calzada conserva el nivel de la peatonal. La intervención es muy similar a los trabajos realizados en la intersección de Maipú y Córdoba.

En relación a la nueva dársena del transporte urbano, este trabajo garantiza mayor durabilidad en relación a las posibles fisuras que se ocasionan en el pavimento como consecuencia de la carga, el peso y las incesantes frenadas del trasporte público.

Por otra parte, la empresa Aguas Santafesinas intervino en Mitre desde Córdoba a Santa Fe con la reparación de sumideros, cambios de caños de conexión y reconstrucción de cámaras. Las tareas fueron solicitadas y acordadas entre ASSA y la Municipalidad de Rosario.

Plan de bacheo

La Municipalidad de Rosario lleva adelante un intenso plan de bacheo y recuperación de pavimentos en toda la ciudad. El programa incluye la reconstrucción y repavimentación de calles mediante la ejecución de bacheo, carpetas asfálticas, fresado y losas de hormigón que se desarrolla de forma sostenida en los seis distritos. Para la elaboración de las tareas se encuentran varios equipos trabajando en simultáneo en diferentes frentes de trabajo por día.

El plan consiste en agrupar los baches por arterias tomando las zonas más emblemáticas por donde pasa el transporte público, pero también aquellas avenidas estratégicas. Además, se ejecutaron nuevas dársenas de hormigón para las paradas del transporte urbano remplazando el asfalto por una materialidad más fuerte y resistente al tránsito pesado.

mitre y córdoba

La importancia de las losas de hormigón en las paradas del TUP

El concreto asfáltico (carpetas de asfalto) tiene un comportamiento visco-elasto-plástico frente a la acción de las cargas de tránsito. La velocidad con la que se producen deformaciones en una capa asfáltica es mayor cuanto más lenta es aplicada la carga (como es el caso de zonas de detención de vehículos), cuanto mayor es el peso aplicado y la temperatura ambiente.

Es por eso que en zonas de parada del transporte urbano tienden a producirse deformaciones de las capas asfálticas que no se observan en el resto de la cuadra. A este fenómeno relacionado con la reología del asfalto se le suman esfuerzos o solicitaciones longitudinales adicionales en las paradas, que tienen que ver con el frenado y la aceleración de los colectivos, que pueden traducirse en ondulaciones de la superficie de rodamiento.

La reconstrucción de dichas paradas con losas de hormigón evita este tipo de deformaciones por tratarse de un material que por un lado es rígido en superficie y por otro permite la transmisión de la carga en áreas más grandes debido a que toma esfuerzos de flexión.