21 de junio

Salud

La Municipalidad informó sobre la situación epidemiológica de dengue en la ciudad

Si bien se esperan los números oficiales del cierre de la semana epidemiológica 14, se calcula una cifra cercana a los 18 mil casos.

En horas de la mañana de este martes 9 de abril, la secretaria de Salud Pública de la Municipalidad de Rosario, Soledad Rodríguez, dio detalles sobre la situación que atraviesa la ciudad en relación a los casos de dengue. Si bien se esperan los números oficiales del cierre de la semana epidemiológica 14, se calcula una cifra cercana a los 18 mil casos de dengue en la ciudad, en tanto se recordó que es fundamental mantener todas las medidas preventivas para evitar la reproducción del Aedes Aegypti, mosquito transmisor de la enfermedad.

“Estamos notando que la tasa de aumento se está desacelerando en relación al inicio del brote. Esta es una enfermedad que llegó para quedarse, por este motivo, ante el inicio de las primeras bajas temperaturas, no hay que olvidar los cuidados con el objetivo de erradicar los huevos de los domicilios. Los huevos del Aedes Aegypti, más allá del frío, pueden persistir hasta un año”, consideró Rodríguez.

Es importante destacar que en la Red de Salud Pública Municipal hay 14 personas internadas, ninguna en terapia intensiva. En este punto, desde la cartera sanitaria local se recuerda a la población la importancia de realizar la consulta médica temprana ante la aparición de síntomas compatible con la enfermedad, especialmente con los que son considerados signos de alarma: fiebre persistente durante varios días, dolor abdominal intenso, vómitos y sangrado. 

Cabe remarcar además que, aunque baje la temperatura, es muy importante sostener el uso de repelente, tabletas y espirales en los hogares.

En relación a la vacunación, Soledad Rodríguez destacó: “Será una de las estrategias para abordar los brotes de dengue, la vacuna es eficaz y cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias”, a la par que, al referirse a los repelentes, la funcionaria remarcó que el municipio cuenta con la cantidad de repelentes necesaria, elaborados por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), que se van adaptando en función a lo necesario y se entregan a pacientes febriles y a las embarazadas.

Es importante destacar que este brote tiene tres particularidades excepcionales: un comportamiento endémico en distintas provincias del país (donde no dejaron de tener casos de dengue durante todo el año), inicio temprano de casos en la temporada e incremento de los mismos en meses que no es común tenerlos.

El municipio continúa llevando adelante los operativos preventivos de dengue casa por casa, a través de actuaciones integradas llevadas adelante por el Comité Operaciones de Emergencia (COE) que componen las áreas de Salud, Ambiente, Cercanía y Desarrollo Humano.

En los dispositivos se trabaja en la detección de febriles, la eliminación de elementos que pudieran tener agua estancada, fumigación y concientización de los vecinos y vecinas.

¿Cómo prevenir la aparición del mosquito?

En el interior de casa:

  • Mantener limpios y ordenados los espacios.
  • Mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas o sahumar con plantas secas encendidas (como romero, eucalipto, alcanfor o menta).
  • Colocar telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas.
  • Utilizar repelentes comerciales (de extra duración dado la menor frecuencia en que debe aplicarse) o bio repelentes.
  • Revisar elementos que acumulen agua como por ejemplo floreros. En este caso, se puede cambiar el agua por arena húmeda.
  • Reutilizar, reciclar o reducir residuos sólidos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos (por ejemplo: envases de alimentos y bebidas no retornables, etc.)

En el patio o jardín:

  • Vaciar baldes y latas para que no se acumule agua en ellos.
  • Tapar las botellas con o sin agua.
  • Poner bajo techo las cubiertas de neumáticos.
  • Mantener tapados los tanques de agua.
  • Limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).

También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar repelente corporal y espirales así como también el uso de vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.