20 de octubre

Residuos

Ambiente
Sustentabilidad

El municipio y el Colegio de Farmacéuticos lanzan una campaña para desalentar el uso de bolsas de plástico

Bajo la consigna “Sin bolsita, por favor” la iniciativa tiene como objetivo la eliminación progresiva de un producto de uso frecuente, rápido descarte y corto ciclo de vida útil.

La Secretaría de Ambiente y Espacio Público junto al Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Santa Fe lanzaron una campaña de concientización para la disminución del uso y la eliminación progresiva de bolsas plásticas en farmacias, en el marco de las acciones que impulsa el municipio para lograr una reducción significativa en los residuos urbanos.

Las bolsitas que las farmacias entregan a sus clientes pertenecen a los llamados plásticos de un solo uso, productos elaborados a partir de materiales destinados a ser desechados tras su primer uso y con baja tasa de reciclaje.

“Al momento de comprar lo primero que debemos hacer es preguntarnos si es realmente necesario que nos den (como primera opción) una bolsa para trasladar el artículo. Como ciudadanos comprometidos con el cuidado del ambiente debemos hacer un uso responsable de los recursos”, expresó el secretario de Ambiente y Espacio Público, Diego Leone.

En este sentido, la campaña solicita la colaboración de los rosarinos y las rosarinas para reemplazar el producto a la hora de hacer compras en oficinas de farmacia: se recomienda utilizar bolsitas de tela fabricadas con materiales reutilizables y tenerlas siempre a mano en la cartera, bolso o mochila.

“Celebramos el compromiso del Colegio de Farmacéuticos con la temática. Hemos dado un paso importante. Necesitamos del esfuerzo de los diferentes actores involucrados para avanzar con la eliminación de plásticos de un solo uso y reducir el enorme impacto ambiental que tienen ya que tardan cientos de años de descomponerse, su fabricación demanda grandes cantidades de energía, son desechadas sin control y terminan contaminando ciudades y entornos naturales”, remarcó el funcionario municipal.

A su turno Leonardo Jurado, pro secretario del Colegio de Farmacéuticos de la segunda circunscripción dijo: “En las más de 1000 farmacias que se encuentran distribuidas dentro de la 2da circunscripción de la Provincia de Santa Fe se entregan a diario una gran cantidad de bolsas de polietileno, muchas veces con productos o medicamentos pequeños que podrían ser trasladados en carteras, mochilas o hasta en bolsillos. Por este motivo, desde nuestro colegio, nos sumamos a la campaña del municipio que busca desalentar de manera progresiva el uso de bolsas de plástico y de este modo reducir los residuos urbanos en la ciudad”.

“El impacto ecológico que provoca el descarte de estas bolsas hace necesario que busquemos otras alternativas sustentables. Nos comprometemos desde nuestras oficinas de farmacias a eliminar progresivamente el uso de bolsas e invitamos a toda la ciudadanía que concurren a nuestros mostradores a sumarse llevando una bolsita de tela para trasladar sus productos o llevando lo solicitado junto a sus pertenencias”, subrayó Jurado.

“Esta iniciativa forma parte del proyecto que enviamos al Concejo para reducir los residuos urbanos y se da en el marco de las acciones que venimos implementando para mitigar el cambio climático. Reducir la generación de residuos sólidos urbanos es uno de los ejes del Plan Local de Acción Climática Rosario 2030 que presentó la Municipalidad en diciembre del año pasado.” concluyó Diego Leone.

El plástico en números

Las bolsas de polietileno que se entregan en farmacias son un derivado del petróleo (un recurso finito), y su proceso de producción contribuye al calentamiento global.

Tardan más de 150 años en desintegrarse, ocasionando un gran trastorno al ecosistema. El plástico del que están hechas las bolsas de polietileno es el componente de los residuos que más aumentó en los últimos 35 años.

Se calcula que cada persona usa seis bolsas de plástico por semana en el mundo, 24 al mes, 288 al año, y unas 22.176 durante una vida promedio. Cada año, en el mundo, se utilizan entre 500 billones y un trillón de bolsas plásticas.